933 385 849
isatech@isatech.es

Rockwool presente en la mayoría de las centrales termosolares de España

La empresa de productos aislantes ha participado en el aislamiento de prácticamente todas las centrales termosolares que existen en España, lo que supone un paso más en la lucha de Rockwool por el cuidado del entorno medioambiental.

El cambio climático es hoy una realidad innegable. Hoy en día, gobiernos e instituciones están cada vez más concienciados, por lo que procuran realizar labores que eviten, en la medida de lo posible, los efectos negativos de la contaminación. El cambio de las centrales de carbón tradicionales por centrales que aprovechen la energía solar es un gran paso en esta lucha. Rockwool se ha posicionado líder en actividades referentes al cuidado medioambiental, gracias a su implicación en proyectos destinados a este fin. Por eso, han confiado en la empresa para el aislamiento de estas centrales.

¿Cómo funcionan las centrales termosolares?

Las centrales termosolares trabajan para generar energía eléctrica a partir del calor producido. En realidad, funcionan igual que una central convencional de carbón, sólo que sustituye la caldera por un campo solar, de manera que la energía no es generada mediante combustión (lo que resulta perjudicial para el medio ambiente) sino la energía procedente del sol.

El funcionamiento se basa en calentar los fluidos mediante radiación solar y, una vez éstos se convierten en vapor, conducirlo a presión hasta un alternador que impulse el generador para crear energía.

Supone, pues, un método de energías renovables que permite el cuidado del Medio Ambiente, con la producción de energía sin contaminantes ni efectos perjudiciales para el entorno. Además, este tipo de centrales presentan otra gran ventaja y es que pueden seguir trabajando durante la noche, ya que el fluido se puede almacenar caliente y, por lo tanto, puede seguir generando energía las 24 horas del día.

El papel del aislamiento en las centrales termosolares Es necesario que estos fluidos se mantengan calientes durante todo el proceso, evitando choques térmicos y pérdidas, ya que, en caso contrario, perderían efectividad. Para ello, todas las tuberías y soportes deben estar correctamente aislados.

La lana de roca, por su excelente comportamiento a altas temperaturas y su durabililidad, es el aislamiento idóneo para este tipo de instalaciones. Es por ello que Rockwool, líder en soluciones constructivas con lana de roca, ha intervenido en la mayoría de las centrales construidas en España, así como en aquellas que hay en construcción, para proteger estos tubos y potenciar el uso de este tipo de energía.

Tal y como explica Jordi Bolea, repsonsable de Relaciones Institucionales de Rockwool Peninsular, “Las plantas termosolares tienen miles de metros de tuberías con fluidos: aceite térmico o vapor de agua que deben ser adecuadamente aislados para que no pierdan efectividad. Por ello, se ha realizado el aislamiento de tubería con coquillas y mantas armadas”.

Las centrales termosolares en España

Actualmente hay aproximadamente unas 17 centrales termosolares operativas, 20 en construcción y 23 en proceso de proyecto. Este hecho supone un paso adelante en el compromiso medioambiental del país, ya que permite generar energía eléctrica a partir de la energía renovable solar. Así, evita la contaminación producida por las anteriores centrales de quema de carbón y permite cuidar el entorno.

En España, durante el 1r trimestre de 2011, más del 22% de toda la energía generada ha sido producida por el uso de energías renovables, tanto solar como eólica. Este dato supone el porcentaje más alto de Europa por el momento, por lo que resulta evidente la conciencia ambiental que se tiene en nuestro país.

De hecho, la sostenibilidad es un factor de suma importancia que ha visto crecida su evidencia en los últimos años por los efectos producidos por el calentamiento global, una realidad innegable hoy en día. Desde sus inicios, el grupo Rockwool ha destacado por su filosofía y valores de compromiso medioambiental. El objetivo de la empresa es trabajar por la sensibilización de la sociedad con el fin de ahorrar energía y, por consiguiente, evitar la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Rockwool y el compromiso medioambiental

La empresa se implica activamente en todos los proyectos posibles que sean de carácter demostrativo de construcción sostenible y eficiencia energética.

Han trabajado en multitud de obras con aislamiento de lana de roca que permite un óptimo acondicionamiento térmico, acústico y una alta protección contra el fuego y la humedad. El aislamiento de las centrales termosolares es una acción más de su lucha por el cambio climático, que se suma a su participación en otros proyectos como el aislamiento de edificios bioclimáticos. Todo ello en pro del Medio Ambiente.

Fuente: rockwool.es

Escribe un comentario